14 May

Por la decimoquinta fecha de la Primera B Metropolitana, Villa San Carlos y Deportivo Español aburrieron a todos y empataron 0 a 0. Sin nada para destacar en ambos equipos, fue un partido chato y para el olvido. Nadie se acordara de lo que paso hoy en Berisso. La “villa” sigue sin ganar y el ciclo Ingrao comienza a desteñirse. Fue tan penoso todo, que hasta Mauro Biasutto se olvidó del minuto de silencio por el fallecimiento de Rodrigo Espindola.

Sin rebeldía y sin alma , así jugó San Carlos el partido ante el “gallego”. Pequeñas voluntades que no alcanzaban una leve mejoría de la producción que viene haciendo en este campeonato. Los arqueros fueron espectadores del encuentro ya que no hubo sobresaltos para que Del Riego y Pascual se pudieran lucir.

Ahora, si este era el partido para el despegue y meter una buena racha que decore algo en esta pobre campaña, no lo fue. Ni los que tenían la misión de crear y aquellos que tenían que recuperar estuvieron a la altura de las circunstancias. Muy apagado estuvo San Carlos y desde el banco no llegaba nada motivante. Se fue diluyendo el partido para alegría de los espectadores que desafiaron el frío.  Si, nobleza obliga, destacar a Francisco Di Fulvio de buen partido y el ingreso de Gayoso que intentaron salvarse de la pobre actuación del equipo.

Quedan 15 puntos en disputa y la “villa” tiene 18 puntos y marcha décimo en la tabla de posiciones. Un equipo que se armó para pelear y hoy mendiga en la B Metropolitana. San Carlos no debe pedir a gritos el cierre del torneo, debe sumar porque si este momento se estira, estará hipotecando su futuro en esta categoría que de perderla sería una verdadera catástrofe.

Foto | Pablo Cabrera

Leave a comment