26 Ago

Villa San Carlos consiguió una gran victoria en cancha de Italiano por 1 a 0. Alejo Lloyaiy de cabeza cuando faltaban cinco minutos para el cierre del partido le dio la alegría al “villero” sobre el “tano”. El “cele” jugó un buen partido en lo colectivo, dejando atrás la falsa imagen del debut ante el “arrabalero”. La pálida de la tarde fue la roja a Emanuel Avalo Piedrabuena y la lesión muscular de Cristian Risko.

San Carlos fue de menor a mayor en el encuentro. Tuvo mucha presión en el inicio del partido dominando a un rival que se mostró sorprendido en su propio campo. El “acia” no podía salir y la “villa” seguía raspando en cada sector de la cancha. Al equipo de Restelli le faltó contundencia y decisión en algunas jugadas para inquietar a Leonardo Griffo.

Lo mejor de la primera etapa fue el nivel de Ricardo Vera. El “chipi” fue otro jugador al que se vio hace una semana. Mucha claridad que sus compañeros no pudieron capitalizar. En el complemento , San Carlos siguió con la misma intensidad y empezó a justificar su momento con situaciones que Griffo supo resolver. Primero Aguimcer de cabeza y después Vera tuvieron la apertura pero no pudieron con el golero “azurro”.

El local también tuvo su chance pero Aguimcer despejo en la línea un remate de Burzac cuando Tauber estaba vencido. Para colmo cuando quedaban 15´el “cele” se quedaba con diez por la expulsión de Avalo Piedrabuena por doble amarilla. A falta de cinco minutos ,Alegre desde el corner lanzó un centro preciso que permitió a Lloyaiy elevarse para decretar el 1 a 0. El “turco” estaba haciendo un buen partido y el gol fue un premio a su actuación.

En el final, el “celeste” supo aguantarlo ante un rival que con más empuje que ideas no pudo inquietar a Nico Tauber. San Carlos se llevó un triunfo de oro e ilusiona a todos a pesar que van dos fechas del torneo. El viernes recibe a Lujan y Restelli tratara de armar otra vez el rompecabezas que lo siga manteniendo en está racha triunfal.

Foto | Departamento de Prensa del Club Villa San Carlos

 

Deja un comentario