09 Dic

Villa San Carlos le ganó por 1 a 0 a Almirante Brown en una verdadera final por la zona de los promedios. Luchó más de la cuenta para llevarse el triunfo y así cosechar su cuatro triunfo en los últimos cinco juegos que disputó. Wilson Gómez , otra vez, se convirtió en el héroe de la victoria “villera” con un zurdazo que venció a Peralta Salinas. El equipo de Vivaldo sigue con vida.

El “celeste” siempre mostró coraje y sacrificio a lo largo de los noventa minutos. Poco juego y mucha garra le propuso a su rival que venía tambaleando en el fondo de la tabla de posiciones. Almirante buscaba una victoria que le de un poco de tranquilidad ante un año pésimo en los futbolístico.

San Carlos entendió cómo jugar el partido ante un equipo que dependía mucho de Diego García e Ignacio Colombini. El local ajustó las marcas en el medio y se fue acercando al arco de Peralta Salinas. A pesar que Almirante tenía el control del balón no podía lastimar a Pablo Bangardino.

En la media hora de juego una corajeada de Emanuel Zagert entre los centrales de la “fragata”, tiró el centro atrás para el ingreso de Wilson Gómez que batió a Peralta Salinas con un zurdazo rasante ayudado por la pierna de Machuca que desvió la trayectoria del balón. Ganaba San Carlos 1 a 0 y era justo.

Pudo aumentar el marcador pero Chipi Vera y el Pela Aguimcer no estuvieron precisos en el toque final. Almirante era un desconcierto pero la “villa” no lo pudo liquidar. En el final de la primera parte se animo la visita por intermedio de Diego Garcia pero Bangardino estuvo a la altura de los disparos del “10” de Almirante.

En el complemento, la “villa”, se replegó y esperó demasiado a su rival. No tuvo el control del juego y se dedicó a defender con uñas y dientes la ventaja. Almirante de pocas ideas tuvo el empate en un tiro libre que ejecutó García pero Bangardino despejo cuando la pelota le había picado antes. Era el empate.

San Carlos se fue llevando el partido lejos de Bangardino y lo terminó ganando por el esfuerzo y el corazón que le puso para conseguir tres puntos importantes para la pelea de los promedios. Su gente festejó de lo lindo porque el equipo demostró en el final del torneo que quiere dar pelea para mantener la categoría. El equipo de Vivaldo achico a 7 puntos la diferencia con Almirante cuando era de 18 hace seis fechas. Las vacaciones le vendrán bien para recuperar a los lesionados y recargar las pilas en un semestre que será vital para la permanencia.

Foto | Departamento de Prensa del Club Villa San Carlos

Deja un comentario