04 Mar

La dirigencia de Villa San Carlos hizo una jugada arriesgada y por ahora las cosas no están saliendo como esperaban. El cambio de entrenador en medio de una campaña más que aceptable pone en riesgo su lugar por un ascenso a la Primera B Metropolitana. Pasa el tiempo y queda claro que las diferencias entre Restelli y la dirigencia no eran futbolisticas, sino no se explica semejante golpe de timón en medio del torneo.

Ahora la responsabilidad la tendrá Jorge Vivaldo, que agarro un equipo sin necesidades en la tabla pero con el desafió de mantener la linea que dejó el cuerpo técnico anterior. En sus dos presentaciones (Excursionistas y Dock Sud) perdió de local y empato de visitante. En pocos días la mejor versión se vio en el segundo tiempo ante Excursionistas. Tiene mucho para trabajar.

Queda claro que todos tienen responsabilidades en el balance final. Si Villa San Carlos no consigue el objetivo , los primeros serán los dirigentes por semejante decisión. Vivaldo deberá poner en órbita a un equipo que el objetivo siempre fue el ascenso. No tendrá que remar desde abajo, lo tiene que hacer desde la zona de reducido que no es poco.

Foto | Departamento de Prensa del Club Villa San Carlos

Deja un comentario