02 May

Villa San Carlos cayó esta tarde como local frente a Flandria, y faltando seis fechas para el final del torneo ya no pelea por nada. El ‘cele’, que jugó con uno menos casi todo el partido por la expulsión de Matías Sen, no pudo con el ahora único escolta del líder Colegiales. Maciel abrió la cuenta para los de Berisso, pero González en el primer tiempo y Zárate en el segundo, le dieron la victoria al ‘canario’ de Jaúregui.

En un partido de trámite parejo y con una cancha en malas condiciones, los detalles terminaron inclinando la balanza para el visitante, que arrancó mejor, pero que se encontró abajo en el marcador a poco de empezar el partido por el gol de Maciel. El ‘Chiqui’ aprovechó un penal que le cometió Griffo tras un yerro de Riveros, y a los catorce le daba la ventaja a los de Ingrao.

Poco le duró la alegría al local, porque un minuto después y producto de una irresponsabilidad, se iría expulsado Sen. Así, el ‘villero’ se quedaba con uno menos cuando se jugaban quince minutos de partido.

Cronica

A los 36’ Flandria llegaría a la igualdad. La cancha no ayudó a Fede Slezack en el cálculo para rechazar un balón que lo sobró y dejó de cara al gol a Pablo Bueno. El experimentado delantero del equipo de la dupla Orsi – Gómez, vio mejor posicionado a su compañero Alejandro González al que habilitó ingresando por la medialuna del área. Éste último definió de gran forma ante la humanidad de Sessa y ponía la parda en el marcador. Así se iban a los vestuarios.

Con uno menos y el trajín a cuestas por las condiciones del campo de juego, San Carlos salió dormido en el complemento y lo pagó caro. Se jugaban siete minutos cuando Maximiliano Zárate, luego de un córner desde la derecha y un cabezazo de Randazo, fusiló a Del Riego para darle la ventaja a uno de los animadores del campeonato.

Hasta el final el conjunto local fue un manojo de nervios y lejos estuvo de poner el peligro la valla defendida por Griffo. Flandria fue inteligente y llevó el juego al terreno que más le convenía, para convertir en figura a sus dos marcadores centrales, Mario Mussón y William Riveros. El ‘canario’ podría haberlo liquidado en alguna contra, pero sus delanteros no estuvieron finos a la hora de la definición.

Con el pitazo final de Gonaldi –muy increpado por los jugadores del ‘cele’- se acabaron las ilusiones de Villa San Carlos en esta primera mitad de año. El equipo de Osvaldo Ingrao jugará lo que queda del torneo para engrosar el promedio pensando en un segundo semestre de 2016 que le traiga mayores alegrías.

Foto | Pablo Cabrera

Leave a comment